Opinión Proyectos 

El Ayuntamiento que mató la Primavera

Tomo el titular prestado de una compañera de trabajo y añado que el Ayuntamiento de Torrelodones también “mató” la ilusión de muchos empresarios y comerciantes locales. Afortunadamente esto nunca es por mucho tiempo y la ilusión, como la Primavera, volverá tarde o temprano.

Antes que nada tengo que decir que, como empresario que ejerce su actividad en Torrelodones desde hace 20 años, siempre he tenido una comunicación fluida y cordial con las personas que han formado parte del Ayuntamiento. Incluso con algunas mantengo una buena relación. Y así ha sido también la relación de los ediles con la asociación de empresarios Torrempresarial desde su nacimiento. Como tiene que ser. Pero parece que algo ha cambiado en el Ayuntamiento.

Todavía no sé qué medidas tomará la Junta de Torrempresarial, aparte de la obvia cancelación del evento, ante la “inexplicable” medida del Ayuntamiento de retirar una ayuda económica, previa (y verbalmente) confirmada, a dicha asociación para la celebración de #TorrePrimavera, un nuevo proyecto de ese activo grupo de empresarios y comerciantes locales. Una ayuda que, insisto, estaba totalmente aprobada hasta hace unos días y que ha sido retirada abruptamente por el consistorio local. Bueno, sí hay una explicación, de nuevo verbal, que es la denuncia interpuesta por algunos comerciantes al concejal de urbanismo de Torrelodones, por coacción y amenazas. Parece ser que el libre uso del parking de un centro comercial es el motivo del conflicto que ha salpicado a la asociación, a todos sus miembros y, por extensión, a muchos vecinos. Hablamos del parking del C.C. El Zoco, núcleo inicial de las actividades de #TorrePrimavera. Te recuerdo que este nuevo evento estaba organizado para todos los vecinos, junto con algunas empresas del propio C.C. y muchas otras del municipio (incluso con el respaldo de varias empresas y profesionales de fuera). No voy a caer en la tentación de opinar si es falsa o no la denuncia, ni voy a responsabilizar al empresario que “levantó la liebre” por su propio interés (totalmente legítimo), ni voy a arremeter contra el concejal, al que no tengo el gusto de conocer, como sí lo conocen otros, ni voy a dar la razón a nadie, ya que habiendo denuncias por medio, deberían ser los juzgados los que digan la última palabra.

Pero como empresario local, y miembro de Torrempresarial, no consigo entender qué tiene que ver esa denuncia con la organización del evento. En la página web de la asociación se remite a una justificación verbal que más bien despista al lector. Hasta ahora la explicación más completa que he visto la recoge el PSOE local en su web: “Los comerciantes del Zoco denuncian al Concejal de Urbanismo… y el Ayuntamiento reacciona arbitrariamente anulando su apoyo a #Torreprimavera, un acto de promoción del comercio local impulsado por Torrempresarial.

He vivido muy de cerca las horas de trabajo dedicadas por miembros de la Junta a reuniones, visitas, presupuestos, negociaciones, etc. para planificar adecuadamente #TorrePrimavera. Horas que cambiaron de su propio trabajo y quitaron de su posible beneficio para aportarlas al beneficio común. Y también he vivido la desilusión, impotencia y rabia que generaba la retirada del comprometido apoyo económico por parte del Ayuntamiento entre mis compañeros. Apoyo económico que debería partir del presupuesto (que aportamos todos de nuestros impuestos) para Desarrollo Local. Pero otro día hablaremos de qué se hace con los “miserables” 180.000 €, que casi “ni huelen” las asociaciones empresariales.

Y me surgen muchas dudas… Entonces mañana, si uno de los clientes de un bar en la Plaza de la Constitución tiene la mala suerte de tener un accidente y su compañía de seguros denuncia al Ayuntamiento ¿podrían retirar la ayuda a un evento general previsto, aprobado y confirmado previamente en la Plaza? Si la semana que viene se le ocurre a mi empresa impugnar el pago del IBI, ¿cancelarán los cursos que tienen contratados con la asociación? Si cualquier miembro de la asociación pusiera una demanda a cualquier concejal ¿se retiraría cualquier subvención concedida? Las respuestas son evidentes o, al menos, lo eran.

Muchas dudas, sí. Pero también algunas certezas. Certeza de que la asociación a la que pertenezco tendrá que buscar fuentes de patrocinio entre los empresarios y no depender del Ayuntamiento; certeza de que no se debería planificar nada sin tener los compromisos de la administración pública por escrito; certeza de que Torrempresarial seguirá adelante muchos años, independientemente de quién esté gobernando; y certeza de que pronto recuperaremos la Primavera, así como la ilusión, ya que nadie puede matarlas. O eso creía hasta ahora.

 

 

 

Related posts

Leave a Comment